«MEMORIAS DE UN DESCONOCIDO» PRIMERA ENTREGA DEL CAPÍTULO 28

Voy a ir cerrando esta etapa de mi vida aunque tengo cuerda para más, pero muchísimo más, pero no es mi propósito parecer un poco pesado, sólo voy a escribir este capítulo a modo de resumen de nuestro grupo GUIDE.

Recuerdo la última cena que tuvimos en el reservado privado del restaurante la Nicolasa en que de una parte celebramos la despedida del año y la entrada del siguiente ya que esa noche pertenecía aun al 28 de diciembre de 1977, casualidad el día de los Santos Inocentes. También celebramos que habíamos pagado ese mismo día la tercera letra de la compra del Banco, que importaba como saben ochocientos millones de pesetas y ahí empezó nuestro “calvario”, quien nos iba a decir que en esa opípara cena, acompañados de nuestras respectivas esposas en el mejor de los ambientes y celebrando el tercer año de nuestros logros que habían sido muchos, y por lo tanto teníamos motivos por sentirnos orgullosos. Que en abril de ese mismo año estábamos de nuevo en la casilla de salida.

Ya desde nuestro arranque el Banco regulador no nos perdía ojo con la “compra” de la caja cooperativa TURSOCIAL en Alicante y no digo nada cuando se compró sin comillas el Banco Meridional, entonces aparte de ojos usaron lupa y aún así tuvieron que esperar los casi cuatro años de vida que tuvo el grupo.

Al final tienes que sucumbir a la senda de la ortodoxia y renunciar a la del sentido práctico aunque este sea más productivo pero quien manda manda y sí además es el que te hace tus propias cuentas entonces el único consuelo que te queda es que durante tres años de tu vida han servido para que quinientas familias directas hayan vivido mejor y otras tantas indirectamente.

El Banco Regulador usando ojos y lupa, lo único que podía argumentar como poco ortodoxo era que estábamos excedidos en inversión pero claro cualquier banco corre riesgo en sus inversiones, este no era nuestro caso ya que más del 90% de las mismas estaban hechas en las propias empresas del grupo. Reconocimos que cometíamos algún “pecado” venal que se hubiera corregido vendiendo alguna empresa a tercero, pero esa no era la cuestión, era que teníamos que salir del sistema y aprovecharon el pago tercero de los ochocientos millones que nos debilitaba financieramente y temporalmente para que antes de que nos recuperáramos intervenirnos. Y aquí ya estás en un callejón sin salida pues los valores de tus activos le dan el valor que creen oportuno sin tener en cuenta lo que han producido ni lo que están produciendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

oktoberfest-biergarten